Antes de profundizar en el tema y darle paso a este nuevo post sobre el estrés, vamos a pararnos a pensar cuantas veces hemos escuchado afirmaciones como estas: “¡Que estresado estoy!, ¡Que estrés!”. Seguramente en cientos de ocasiones. El estrés está presente en nuestro día a día.  En este post vamos a ver qué es el estrés,  cómo se manifiesta y cómo la psicología puede ayudarnos.

Qué es el estrés

Podemos definir al estrés como un mecanismo de respuesta de nuestro organismo que se pone en marcha  ante demandas hechas sobre él.  Aparece cuando percibimos que tenemos que adaptarnos a las exigencias del medio y no contamos con los suficientes recursos.

El estrés es un proceso en el que están implicadas variables fisiológicas que se desencadenan ante una situación o estímulo que la persona considera que le desborda. No podemos olvidar la percepción e interpretación cognitiva que media entre esta situación y nuestra respuesta. Lo que para algunos es una situación estresante para otros no lo será.

Las causas que producen el estrés son variadas y van a cambiar de una persona a otra.

Como bien sabemos, cierto nivel de estrés en nuestra vida no es perjudicial, incluso podríamos decir que beneficioso. Nos permite estar más alerta, nos motiva, beneficia al aprendizaje y nos asegura la supervivencia. El problema aparece cuando este estrés nos desborda y provoca en nosotros un malestar, incluso un desgaste del organismo.

Para conocer más sobre el estrés podéis visitar la página de la Sociedad Española para el estudio de la Ansiedad y el Estrés-SEAS. Click AQUÍ.

Síntomas del estrés.

Las manifestaciones clínicas del estrés son muy diversas y cada persona las experimenta de modo distinto. El estrés puede causar alteraciones físicas, psicológicas y emocionales. Por lo general, las personas que sufren estrés muestras alguno de los siguientes síntomas:

  • Síntomas físicos: dolor de cabeza, problemas estomacales, dolor en el pecho, etc.
  • Cambios de apetito y/o de peso.
  • Problemas para conciliar el sueño o excesivo cansancio.
  • Trastornos a nivel sexual.
  • Tensión muscular.
  • Cambios de humor.
  • Aparición de tics nerviosos.
  • Dificultades en la memoria o para concentrarse.

Cómo nos ayuda la psicología.

Las situaciones de estrés excesivas y  mantenidas en el tiempo pueden ser muy daniñas para nuestra salud. Es esencial saber reconocerlas y consultar a un especialista que nos proporcione la ayuda que necesitamos.

Desde la psicología contamos con una gran variedad de estrategias para poder abordar el estrés. Una de las más beneficiosas es el entrenamiento en técnicas de relajación. Existen diversas técnicas de relajación, solo tenemos que encontrar cuál es la ideal para nosotros.

Además de las técnicas de relajación, es importante adquirir herramientas para afrontar las situaciones que nos causan estrés. El entrenamiento en técnicas de solución de problemas, el entrenamiento en habilidades sociales,  la terapia cognitivo conductual, técnicas de control emocional y el mindfulness son estrategias que nos ayudarán a enfrentarnos a las dificultades que se nos presentan en nuestro día a día.

Si te encuentras en esta situación, el estrés te supera, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

En Isep Clínic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y emocionales. Contamos con un equipo interdisciplinar formado por logopedas, psicólogos y neuropsicólogos, que trabajan de forma conjunta para proporcionar una atención de calidad.

Más información: https://jerez.isepclinic.es/

Fuente Foto: gestron.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies