¿Sabemos cómo transmitir una mala noticia a un niño?

En ocasiones tenemos que contarle a nuestros hijos una mala noticia. Un divorcio, una separación, la muerte de un familiar cercano, una enfermedad, etc puede darnos muchos quebraderos de cabeza a la hora de decírselo a un niño. Debido a su edad, nivel de desarrollo, conocimiento, etc los niños tiene una concesión diferente sobre los malos sucesos. Además, cuentan con menores recursos a nivel emocional para hacer frente a los nuevos acontecimientos. Ahora bien, ¿cuál es la mejor manera de contarles una tragedia a un niño?

Pautas que podemos seguir a la hora de comunicarle una mala noticia a un menor. 
  • Debemos hacerlo en un sitio tranquilo y agradable, mejor sentados y asegurándonos de que el niño se siente a gusto y protegido.
  • Antes de comenzar debemos preguntarle si ha escuchado algo o qué conoce al respecto.
  • La noticia ha de comunicarse de manera sencilla, concreta y con un lenguaje adecuado a su edad.
  • Debemos dejar que exprese sus sentimientos y que hagas preguntas. Debemos acompañarlo sin angustiarlo, dejándole su espacio. Expresar los sentimientos es algo positivo.
  • Asegurarnos de que es el mejor momento para transmitir la noticia y que vamos a tener tiempo para responder a todas sus preguntas.
  • Evitar que haya distractores como puede ser la televisión, los videojuegos o la radio.
  • Darle tiempo para que se adapte a la nueva situación, para que entienda qué está ocurriendo.
  • Transmitirle seguridad y tranquilidad.
  • Evitar detalles gráficos y desagradables, es mejor trasmitir la información básica sin ocultar nada.
  • No presionarlo, ni obligarlo a hablar, quizás necesite un tiempo para asimilar la situación.
  • Debemos demostrarles qué entendemos como se siente. Hazle saber que no van a ser juzgados por expresar sus emociones o incluso, por llorar.
¿Qué nos podría indicar que están teniendo problemas con la situación?

En ocasiones aunque transmitamos la noticia de la mejor de las maneras, los niños tienen problemas para afrontarla. Os dejamos algunos síntomas que podemos encontrar en niños y que podrían indicar que no están sobrellevando bien la situación.

  • Problemas a la hora de dormir o cambios en el apetito. Debemos estar atentos por si el niño modifica sus hábitos de sueño, tiene pesadillas, pierde el apetito o come de manera desproporcionada. Debemos estar pendiente por si vemos comportamientos regresivos, inmaduros, más exigentes o agresivos. También, podemos encontrar comportamientos impacientes, irritables y desproporcionados.
  • Cambios en el comportamiento o estado de ánimo. El niño se muestra triste, desganado o con menos energía.
  • Quejas de tipo físico. Los menores pueden quejarse de que les duele la cabeza, la barriga o generalmente encontrarse mal.

¡Y recuerda!

En Isep Clinic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y/o educativos que pueden presentar niños y niñas en cualquier etapa del desarrollo.

Si necesitas ayuda, no dude en contactar con nosotros. Más información en: https://jerez.isepclinic.es/

Foto fuente: guiainfantil.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies