Como bien sabemos todo lo que empieza termina acabando, al igual pasa con nuestras vacaciones. Esas ansiadas vacaciones que nos hemos llevado esperando durante todo un año de esfuerzo y trabajo. Es hora de volver a la rutina pero, ¿estamos preparados para ello? La experiencia nos dice que muchas personas experimentan síntomas desadaptativos en el momento de enfrentarse a la vuelta a la «realidad». Hoy os traemos un post con algunos consejos para superar el síndrome postvacacional.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

El síndrome postvacacional no es una patología en sí, más bien es un trastorno adaptativo. Este se produce cuando nos incorporamos a la rutina o vida laboral después de un periodo prolongado de descanso. Suele durar de 2 a 3 días llegando como máximo a los 21 días hasta que nos adaptamos a la nueva situación. Si el malestar se prolonga en el tiempo puede desembocar en trastornos de ansiedad y/o estrés. Percibimos que las demandas exteriores (horarios, jefes, entregas de trabajo, etc) superan los recursos que tenemos y no podemos hacerle frente. Los síntomas experimentados son similares a los del estrés y/o ansiedad:

  • Apatía.
  • Decaimiento.
  • Hostilidad.
  • Cansancio.
  • Ansiedad.
  • Bajo estado de ánimo.
  • Problemas estomacales.
  • Alteraciones en el sueño.

Las personas más propensas a sufrir el síndrome postvacacional son aquellas que perciben su trabajo como un entorno desagradable, que no les gusta su trabajo o no se sienten lo suficientemente valorados.

Consejos para superar el síndrome postvacacional.
  1. Volver a los horarios «normales» de forma progresiva y suave. Uno de los mayores placeres cuando estamos de vacaciones es no tener que estar pendiente del reloj. Nos levantamos tarde, comemos a deshora y trasnochamos. Por ello, es aconsejable que unos días antes de volver al trabajo vayamos normalizando los horarios.
  2. Regresar a nuestra residencia habitual varios días antes del inicio de la rutina. Puede ser muy tentador aprovechar hasta el último minuto las vacaciones aunque esto hará que la vuelta sea más pesada y brusca.
  3. Ponte objetivos realistas y prioriza. Es muy importante organizarnos bien, no sobrecargarnos de trabajo y darle prioridad a lo más importante.
  4. Buena alimentación y ejercicio. El hacer ejercicio de manera regular y mantener una dieta saludable nos ayudará en nuestra vuelta a la rutina.
  5. Permitirnos no acabar con todo lo propuesto. Aunque lo tengamos todo bien planificado debemos estar preparados para los imprevistos que puedan surgir.
  6. Aprovechar cada momento de ocio. Debemos aprovechar cada pequeño momento que tengamos libre ya sea con la familia, los amigos, en pareja o con nosotros mismos.
  7. Periodos de descansos no muy prolongados. Es recomendable que las vacaciones tengan una duración inferior a tres semanas.

¡Y recuerda…!

Si te encuentras en esta situación, la vuelta a la rutina te supera y no sabes como manejarla, contacta con nosotros.

En Isep Clínic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y emocionales. Contamos con un equipo interdisciplinar formado por logopedas, psicólogos y neuropsicólogos, que trabajan de forma conjunta para proporcionar una atención de calidad.

Más información: https://jerez.isepclinic.es/

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies