Al enamoramos nuestro cerebro libera un cóctel de sustancias. En este post os dejamos todo lo que debes saber sobre el cerebro enamorado y su química.

¿Creéis en el amor a primera vista? ¿En los flechazo? ¿El amor es sólo un sentimiento? ¿Qué son esas mariposillas que sentimos en el estómago?

El amor es mucho más que todo esto. Todas esas sensaciones que nos hacen estar como en una nube, vienen provocadas por un cóctel de hormonas y neurotransmisores que libera nuestro cerebro durante esos primeros años idílicos. Si, sentimos deciros que el amor tiene fecha de caducidad, este solo dura entre tres y cinco años. Según los expertos, una vez pasado este tiempo nuestro cerebro se acostumbra a este estado, nuestra pareja ya no es algo novedoso y la conocemos bastante bien, es en este punto cuando las parejas deben trabajar más para mantener la relación viva. Si es cierto que esto no sigue una regla fija y va a depender de cada pareja y cada individuo.

Ahora bien, veamos de qué se compone ese cóctel que nos provoca esa sensación de “embriaguez romántica”.

Dopamina.

La dopamina está relacionada con el placer y el sistema de recompensa. Hace que volvamos a repetir aquel estímulo positivo que nos causa placer. Este neurotransmisor desempeña un papel importante en los juegos de azar, el consumo de drogas, y también en el amor. Cuando nos enamoramos, la dopamina se libera, haciendo que las parejas se sientan felices y enérgicas.

Oxitocina.

Es una hormona que producimos en el hipotálamo y que se libera desde la hipófisis. Esta se produce en los momentos de intimidad en los que se establecen relaciones amistosas o de protección. El contacto físico, las caricias, abrazos y besos ayudan a liberar oxitocina, esto nos arrastra a desarrollar lazos de confianza con la persona que nos atrae o gusta. Altos niveles de oxitocina dan lugar a la liberación de otros neurotransmisores como la dopamina, la noradrenalina o la serotonina.

Serotonina.

También llamada el neurotransmisor de la felicidad. La serotonina actúa sobre las emociones y el estado de ánimo. Es la responsable del bienestar, produce optimismo, buen humor y ser más sociables. Además, es la culpable que todo parezca idílico al principio y no prestemos atención a los aspectos negativos de la otra persona.

Noradrenalina.

La noradrenalina o norepirefrina es el neurotransmisor que induce a la euforia en el cerebro, nos produce excitación en el cuerpo y nos da una dosis de adrenalina natural. Esto provoca que el corazón lata más rápido, la presión arterial aumente y hace que respiremos más rápidamente para que llegue más oxigeno a la sangre.

 

Como hemos ya habíamos adelantado, esta etapa de liberación de hormonas y neurotransmisores no dura para siempre. Una vez pasado el periodo de enamoramiento e idilio las parejas deben trabajar para mantener viva la llama del amor. Es esencial no caer en la monotonía y el aburrimiento, innovar con nuestra pareja en todos los sentido puede ser un buen remedio para combatir esto.

 

En Isep Clínic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y emocionales. Contamos con un equipo interdisciplinar formado por logopedas, psicólogos y neuropsicólogos, que trabajan de forma conjunta para proporcionar una atención de calidad.

 

Más información: https://jerez.isepclinic.es/ 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies