¿Cómo detectar que mi hijo/a está siendo víctima de acoso escolar?

Ahora que acaba de comenzar un nuevo trimestre y es hora de volver a la rutina, creemos que es importante que dediquemos el post de esta semana a hablar del bullying.

El bullying o acoso escolar es cualquier forma de maltrato o violencia física, psicológica o verbal que tiene lugar de un niño o varios hacia otro, de manera continuada y en presencia de otros.

Desde ISEP Clínic Jerez queremos compartir con vosotros 5 señales de alerta en el bullying. Esto os ayudará a determinar si su  hijo/a está siendo víctima de acoso escolar.

SEÑALES DE ALERTA EN EL BULLYING.
  • Bajada del rendimiento escolar.

Cuando un niño está siendo acosado se tiene que enfrentar, día tras día, al miedo, estrés y ansiedad que eso conlleva, por ello es difícil que pueda concentrarse en sus estudios. De este modo su rendimiento escolar suele verse afectado, disminuyendo sus calificaciones.

  • Cambios de humor y comportamiento.

En los casos de bullying es habitual que se produzcan cambios de humor bruscos y sin razón aparente, que el niño se enfade, irrite, frustre o agite con facilidad ante cualquier estímulo o situación. Además, puede dejar de hablar, encerrarse en su habitación,no comer bien, mostrarse temeroso, etc.

  • Disminución de la autoestima.

El acoso y la intimidación dañan profundamente la autoestima de los menores. Cuando el niño es ridiculizado o le pegan y se siente indefenso e impotente, es normal que comience a pensar que no es lo suficientemente fuerte o inteligente como para hacerle frente al agresor o agresores. Estos niños pueden creerse inferiores por culpa de las burlas de los agresores. 

  • Negativa a la hora de asistir al centro educativo.

Es probable, que el niño o adolescente, intenten evitar ir a la escuela con el pretexto de que están enfermos. Dolor de barriga o cabeza suelen ser las excusas más habituales. Además, pueden verbalizar expresiones como “odio ir al colegio” “no me gusta el colegio” “el colegio no sirve para nada”. 

  • Evidencia de golpes, heridas, cardenales, etc o deterioro de las pertenencias personales.

Es probable que si un menor está siendo acosado llegue a casa con cosas rotas o deterioradas o incluso nos puede llegar a decir que le han robado objetos. Además, en ocasiones, podemos evidenciar heridas, rasguños, hematomas o golpes que a priori no tienen explicación.

 Si cree que su hijo está siendo víctima de acoso porque manifiesta alguna de estas señales, le recomendamos que consulte a profesionales y lo ponga en conocimiento de la institución escolar.

¡ Y recuerda…!

En ISEP Clínic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y emocionales. Contamos con un equipo interdisciplinar formado por lingüistas, psicólogos y neuropsicólogos, que trabajan de forma conjunta para proporcionar una atención de calidad.

 

Más información: https://jerez.isepclinic.es/ 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies