Seguro que como padres os preguntáis por qué vuestros hijos no quieren estudiar. No es fácil responder a esta pregunta y la solución no suele ser la misma para todos los casos. Cada niño se desarrolla a un ritmo diferente; de este modo cada pequeño cuenta con diferentes características. Si a esto se le sumamos que estamos en pleno verano pues la falta de motivación y la apatía pueden agravarse aún más.

Estudiar durante el mes de agosto resulta mucho más complicado para los pequeños de la casa. Ellos asocian los meses de verano a las vacaciones, la playa, los amigos y pasarlo bien, pero en ningún caso a estudiar y hacer tareas propias de los meses de invierno. Por ello, en este post os vamos a contar la forma de conseguir lo que parece imposible: que estudien durante el mes de agosto con normalidad y no se les haga cuesta arriba.

Como padres, os debéis poner también en la piel de vuestros hijos y reconocer, que dedicar todos los días unas horas de su tiempo de ocio a completar los ejercicios propuestos supondrá un esfuerzo titánico. Ahí es donde entra en juego un papel muy importante: vuestra perseverancia y buen hacer resultará determinante al final de verano.

Es muy importante elaborar un plan partiendo de diferente premisas, por ejemplo, el rendimiento escolar del niño durante el curso, las materias en las que necesita refuerzo y el tiempo que será capaz de mantener la concentración. Las horas de estudio no deberán sobrepasar en ningún caso las dos horas y media al día, ya que el nivel disminuirá y será contraproducente.

  • 1. ESTABLECER UN HORARIO Y CUMPLIRLO A RAJATABLA 100% 100%

Ya «habéis perdido» el mes de julio pero aún hay tiempo hasta mediados de septiembre de darle fuerte y corregir la situación. El mejor momento para hacer los deberes es después del desayuno. En ese momento del día no hace tanto calor, están más descansados y además se les puede motivar con el «premio» de disfrutar del resto del día para jugar.

  • 2. ¿ESTUDIAR? SI, PERO DE FORMA INDIVIDUAL 100% 100%

No debéis pensar en vosotros y en vuestros planes. Solo queda un mes y medio para el inicio del curso y hay que darlo todo. Si no podéis llevar a cabo alguna excursión porque tiene que estudiar será un mal menor. Es muy importante no ayudar al niño a hacer la tarea para adelantar, es fundamental dejar al niño desenvolverse solo desde el principio y ayudar únicamente en caso de necesidad. Será mucho más positivo para su desarrollo y motivación corregir al final que estar encima haciendo las veces de policía del estudio. Además, se corre el peligro de que se acomode y vuelva a hacer acto de presencia esa apatía tan indeseada.

  • 3. EJERCIENDO DE PROFESORES 100% 100%

Hay que realizar un seguimiento del estudio. Os recomendamos fijar un día a la semana para revisar los deberes y comprobar que todo va en la dirección correcta. De este modo, se pueden ir modificando los hábitos de estudio y ritmos de trabajo y además, motivará que termine los deberes de una semana para otra.

  • 4. ASOCIA ESTUDIO Y OCIO 100% 100%

Hay que encontrar la forma para que tus hijos no vean el estudio como una tarea tediosa. De esta forma percibirá el estudio como algo positivo y como un elemento más del verano, no como un intruso indeseado. Hay muchas técnicas, podéis utilizar películas, manualidades, o aplicaciones móviles harán que perciba el estudio como un momento agradable del día y no como un castigo del que escaparse de cualquier forma.

  • 5. EL PREMIO NUNCA FALLA 100% 100%

Esto es algo que funciona desde los tiempos ancestrales. Hay que buscar la forma de motivarlos y el premio es una de ellas, y ademas es infalible. Se le pueden dar puntos por día de trabajo bien hecho y canjearlos durante el fin de semana por un premio especial. Un juguete, un día en un parque acuático, pedir pizza o ir al cine a ver su peli favorita.

Si eso no es suficiente, siempre puedes buscar ayuda externa. En ISEP Clinic Jerez ponemos los/as mejores profesionales a tu disposición.

CONSEJO IMPORTANTE

No es muy apropiado obligar a los niños a estudiar. Lo que mejor es que haya un equilibrio para que crezca en los niños el deseo de aprender. Por tanto es importante que los niños puedan disfrutar también de las cosas típicas del verano como sus amigos, sus aficiones, el deporte etc… Sobre todo, es muy importante no abusar de los premios o recompensas para que no aprecien una distorsión de la realidad.

¿Necesitas ayuda externa?

En ISEP Clínic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y emocionales. Contamos con un equipo interdisciplinar formado por lingüistas, psicólogos y neuropsicólogos, que trabajan de forma conjunta para proporcionar una atención de calidad.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies