¿Has padecido un ICTUS? ¿Tienes un familiar o amigo que lo haya sufrido? ¿Conoces a alguien cercano afectado por un ICTUS?

El término “ICTUS” hace referencia a la aparición repentina y aguda de síntomas neurológicos a causa de un trastorno en la circulación sanguínea cerebral. Según si el origen del problema es la obstrucción de una arteria cerebral o su rotura, hablaremos de ictus isquémico (infarto cerebral) o ictus hemorrágico (hemorragia cerebral).

Generalmente los ICTUS aparecen de forma súbita y sin que nos demos cuenta de ello, aunque a veces podemos ver signos y síntomas que nos hacen intuir que algo está ocurriendo. Algunos de estos síntomas serian:

  • Pérdida de fuerza o de sensibilidad en la mitad del cuerpo.
  • Dificultad para hablar o para entender.
  • Sensación de vértigo o desequilibrio.
  • Dolor de cabeza muy intenso.
  • Pérdida total o parcial de la visión.
  • Hormigueo de la cara, brazo, pierna o un lado del cuerpo.

Además de las secuelas físicas que quedan tras un ICTUS, en la mayoría de los casos aparece deterioro cognitivo, trastornos como la afasia (dificultad para comunicarse) , alteraciones de memoria, déficit de atención y concentración, dificultad en la capacidad para razonar y tomar decisiones, cambios en la conducta social, falta de conciencia de los déficit, etc. Del mismo modo puede verse afectada la autoestima de la persona, aparecer sintomatología depresiva y cambios en la personalidad, que pueden conllevar muchos malestares a nivel familiar.

¿Es importante la rehabilitación cognitiva tras haber sufrido un ICTUS?

Tanto nuestra experiencia como multitud de estudios, nos confirman que comenzar un tratamiento de rehabilitación cognitiva de forma temprana tras haber pasado la fase aguda y junto con el resto de tratamientos y cuidados, es el mejor modo de aprovechar la capacidad de plasticidad del cerebro y la sensibilidad que muestra a la rehabilitación tras la lesión, de este modo restaurar las funciones cognitivas dañadas y simplificar el deterioro sufrido.

En ISEP CLINIC JEREZ nos aseguramos de diseñar programas de rehabilitación cognitiva adaptados a cada paciente, aprovechando sus cualidades y recursos con el fin de optimizar la intervención. Para ello y como punto de partida, realizamos una evaluación detallada y exhaustiva del estado cognitivo de la persona con el fin de saber como se encuentra tras la lesión y poder delimitar las dificultades que presenta y cómo abordarlas.

No obstante, la rehabilitación neuropsicológica también va enfocada a familiares con el fin de que aprendan a convivir y sobrellevar los déficits cognitivos resultantes de la lesión cerebral de su familiar.

Nuestro objetivo principal será la recuperación cognitiva, emocional y funcional del paciente.

Más información: https://jerez.isepclinic.es/neurorrehabilitacion/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies