La adolescencia es la etapa intermedia de crecimiento entre la infancia y la edad adulta. Representa el periodo de tiempo durante el cual una persona experimenta cambios a nivel físico, además de afrontar distintos cambios emocionales.

Buscando su propia personalidad

El tema de mayor importancia en la personalidad adolescente es el de desarrollo de yo de la identidad personal. El “yo y la identidad personal” es un núcleo que rige otros comportamientos y que está presente en la conciencia del propio sujeto en forma de representaciones acerca de sí mismo, proyectos y expectativas en el futuro, coordinación de las propias experiencias y presentación de sí ante los demás, el desarrollo del yo y de la identidad personal se vincula con la propia historia del adolescente.

 

Inseguridad Emocional

Es una etapa en la que también se sufre de inseguridad emocional, y en parte es debido a la búsqueda de una identidad distintiva que comentábamos en el punto anterior, son problemas característicos que enfrentan los adolescentes. Además es común que los adolescentes expresen su deseo de ser como sus ídolos, y los toman como modelo a seguir (estrellas de rock o pop, y artistas de cine y televisión). La naturaleza de la conducta de un adolescente está fuertemente influenciada por sus amigos y compañeros. El foco principal de la psicología para adolescentes tiene como objeto el trabajo de aspectos de bienestar social y los relacionados con los cambios físicos y mentales del individuo.

Cambios en el comportamiento

Agresividad: comportamientos agresivos tanto verbales como físicos, asociados a una carencia de relaciones interpersonales. Características: desestructuración, irritabilidad, desafío a la autoridad, irresponsabilidad, llamar la atención,…

Inmadurez: suele manifestarse con conductas que corresponden a un desarrollo normal de niños de edades tempranas. Características: escasa capacidad de concentración, pasividad, preferencia por compañeros más pequeños…

Retraimiento: características: desolación, miedo, ansiedad, hipersensibilidad, incapacidad para integrase en el grupo,…

10 técnicas eficaces para padres y madres de adolescentes

Al ser una etapa tan complicada, deberás armarte de paciencia y tener perseverancia. Se trata de ayudar a tus hijos en todo caso y de no establecer una lucha. Solo conociendo las técnicas, métodos y profesionales adecuado podrás ganar terreno y guiarle como se merece.

 

R

ESCÚCHALE

Deben sentirse valorados. Ello implica que lo escuches activamente y que tengas predisposición al diálogo.

R

HABLA DE TODO SIN TAPUJOS

Por ejemplo puedes hablar de sexualidad o adicciones a sustancias, alcohol, apuestas, internet… En relación a la sexualidad es importante que dispongan de información sobre la práctica segura de las relaciones sexuales, y que conozcan sus derechos sexuales.

En el tema de las adicciones, conviene que conozcan sus efectos a corto plazo, pero sin duda lo decisivo es que sean conscientes de las drásticas consecuencias que pueden tener para su futuro.

 

R

RESPETA SUS CAMBIOS DE HUMOR

Es muy importante no bromear superficialmente con sus cambios de humor o sus cambios físicos, tampoco hablar de ello en público o restarle importancia, por que puede hacerles sentir ridiculizados. Es una etapa de cambios a nivel general y los padres y madres son los guías para que entiendan y acepten lo que les ocurre en su interior.

R

EVITA LOS SERMONES

Evitar sermones o “dar lecciones”, es importante que sientan que existe una simetría en la comunicación para poder opinar o expresar lo que necesiten y no tengan miedo o te pierdan el respeto. Un entorno familiar «cálido» y comunicativo es la llave.

R

ESTABLECE NORMAS RAZONABLES

Poner límites y normas claras y razonables. Puede ser bueno razonar y argumentar las decisiones junto a la persona adolescente, evitar el “por que lo digo yo” o “lo haces y punto”. Ayudarles a entender el “para qué” se hacen las cosas puede favorecer que cumplan las normas con mayor facilidad. Es importante aplicar las normas con autoridad, pero no con autoritarismo.

R

AYÚDALES A QUE TENGAN AUTOCONFIANZA

Ayudarles a descubrir sus puntos fuertes. Utilizar el refuerzo positivo por medio del elogio o las muestras de afecto cuando hacen algo bien. Esto ayudará a elevar su autoconfianza.

R

FOMENTA SU INDEPENDENCIA

Fomentar autonomía e independencia, –enseñarles a tomar decisiones–, este es un elemento fundamental para el desarrollo de los adolescentes como individuos.

R

INCULCA RESPONSABILIDAD Y VALORES DE FAMILIA

Trabaja su responsabilidad  asignándoles tareas del hogar para que participen en la organización familiar. Trabaja los valores familiares. Es importante que confiemos en que hemos transmitido a nuestros hijos e hijas unos valores adecuados y firmes y confiar en que sabrán ponerlos en práctica.

R

INTENTA QUE ENTIENDAN LO QUE LES OCURRE

Al ser una etapa de muchos cambios a nivel físico, psicológico y emocional, es importante estar atentas y atentos a que integran todos esos cambios de manera adecuada. Que aceptan sus cambios físicos como normales les ayudará a aprender a quererse y cuidarse, que entienda que es un momento fluctuante en lo que refiere a las emociones y que es necesario gestionarlas de manera adecuada.

R

PREDICA CON EL EJEMPLO

Por muchas pautas y esfuerzo no servirá de nada si no ven que predicas con el ejemplo. Es la mejor manera de que los adolescentes acaten normas.

¿Aún así no es suficiente?

Si se intervienen a tiempo en las dificultades que puedan surgir en la adolescencia el pronóstico es mucho más favorable y se incrementa la probabilidad de superarlas y mejorar su afrontamiento. Por ello, te animamos a que contactes con cualquier miembro de nuestro equipo y buscaremos una solución a tus problemas.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies