La dislexia es una alteración de la capacidad de leer por la que se confunden o se altera el orden de letras, sílabas o palabras. Gran parte de la dislexia presenta un factor hereditario, existe una probabilidad de entre el 25% al 50% de que, un niño cuyo padre o madre padezca este trastorno, lo termine heredando. Podría ser uno de los principales factores de origen. Además, hay un 40% de probababilidad de que dicha dislexia afecte a un hermano del niño.

Diagnóstico en los peques

Lo primero es que un profesional realice una evaluación psicopedagógica para confirmar las sospechas que tengamos de que se pueda tratar de una dislexia. Si tras esas sospechas se confirma que podría haber dislexia, sería el momento de que entrara en escena un especialista para realizar una evaluación neurpsicológica. No obstante, no hay que apresurarse si los niños son muy pequeños. Lo ideal sería esperar hasta una edad más avanzada como los 7 u 8 años porque será más fiable el diagnóstico. Es un periodo en el que el niño ya lleva tiempo en el cole y se puede evaluar mucho mejor si ha llevado a cabo con éxito el aprendizaje de la lectura y escritura. Es un perido de la edad del niño en que los signos de dislexia se pueden apreciar de forma clara.

 

Diagnóstico en los adultos

Es habitual encontrarnos con adultos que padecen dislexia y no han recibido tratamiento durante su infancia o que dicha dislexia viene derivada de cualquier tipo de lesión cerebral, tras un accidente grave por ejemplo. Hay síntomas evidentes como es la aparición de ansiedad, depresión, baja autoestima, cambios de humor o tendencias suicidas que convierten en de «obligado cumplimiento» la visita a un psicólogo especializado para establecer un tratamiento efectivo y tratar de reconducir la situación, normalizarla.

8 señales que indican posible dislexia

Las personas disléxicas presentan unas características muy propias en su personalidad que destacan por encima de otras personas y no son realmente aspectos malos, sino todo lo contrario. Es habitual que sean muy creativos e imaginativos, tienen un alto grado de intuición y una capacidad innata para la resolución de problemas rápidamente. También son muy observadores y con una alta memoria fotográfica. Esas y otras muchas características las dotan de una personalidad especial que atrapa y las convierte en personas interesantes.

Sin embargo, hay una serie de características que indican la presencia de dislexia:

 

R

SON INTELIGENTES PERO LAS NOTAS SON BAJAS

Suelen tener un alto Coeficiente Intelectual que no viene reflejado, sin embargo, en las calificaciones de la escuela. Los exámenes escritos suelen convertirse en un tormento. Si bien, sufren menos en las pruebas orales.

R

PARECEN ESTAR EN LA INOPIA

Tienen problemas de concentración, les cuesta mucho poner atención en las cosas, la pierden con mucha facilidad. Un factor que les hace parecer muy distraidos y en ocasiones «tontos» o demasiado hiperactivos en ciertos momentos.

R

APRENDEN DE FORMA DISTINTA

Aprender a través de la lectura les resulta complicado. Sin embargo, a través de ayudas visuales, demostraciones, experimentos o trabajando con sus propias manos aprenden de forma mucho más sencilla.

R

LA ESCRITURA

Es posible que tenga problemas en la escritura. Les suele costar hacer un dictado, tomar apuntes o copiar algo. Además utilizan el lápiz con una ergonomía diferente lo que deriva en una escritura irregular y bastante ilegible en ocasiones.

R

MATEMÁTICAS

Les cuesta el procedimiento matemático en papel, es decir: para ellos es más sencillo hacer una suma con los dedos o utilizar otro tipo de trucos con los que lleguen a la respuesta correcta. Pero el hecho de plasmar esa solución, o el simple procedimiento para llegar a ella, en papel les cuesta un mundo.

R

COORDINACIÓN

Muchas veces parecen torpes o «robóticos» debido a falta de coordinación. Esto suele ser palpable en juegos de equipo o en los que haya presencia de una pelota. Además, es muy probable que se maree fácilmente con ciertos movimientos leves.

R

LENGUAJE

Tiene problemas para «poner en boca» todos los pensamientos que tiene en la cabeza. Suele entrecortar las frases, incompletar oraciones o tartamudear cuando está agobiado o estresado. Las palabras más largas son un suplicio y suele cambiar de lugar palabras, frases o sílabas.

R

DESARROLLO

Cuando son más pequeños y tienen que comenzar la etapa de desarrollo y habilidades tales como: gatear, caminar etc… o comenzaron antes de lo habitual o demasiado tarde.

¿Buscas un psicólogo en Jerez?

En ISEP Clínic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y emocionales. Contamos con un equipo interdisciplinar formado por lingüistas, psicólogos y neuropsicólogos, que trabajan de forma conjunta para proporcionar una atención de calidad. Afrontamos problemas de pareja y problemas psicológicos en adultos y adolescentes.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies