Todo el mundo conoce el Black Friday y sus bondades. Es una fecha esperada por mucho un día de grandes rebajas generalizadas y compras frenéticas en busca del mayor ahorro y para el que quedan dos semanas mal contadas.

Una día que constituye el pistolezado de salida de las compras navideñas y a las posteriores rebajas de enero. Hay muchas personas que se lanzan a aprovechar este día de descuentos sin caer en la cuenta lo fácil que es caer en la compra descontrolada y compulsiva de cosas innecesarias.

EL PELIGRO DE LA ADICCIÓN A LAS COMPRAS

Adicciones hay muchas: unas «mejor» vistas que otras. Este es el caso de la adicción a las compras, que no se percibe trastorno psicológico peligroso, como por ejemplo la adicción a las drogas o el alcohol, pasa más desapercibido y está incluso «mejor visto» socialmente.. La mayoría de personas no identifican la adicción a las compras como un peligro.

Esto no significa que no se pueda comprar por capricho, hay veces que tu mente necesita darse una alegría pero hay que tener cuidado y que no se convierta en un comportamiento obsesivo. Además, se ha demostrado que hay personas infelices, con baja autoestima o con ansiedad que intentan suplir esos estados de ánimo adquieriendo cosas sin control. Estos hechos puntuales consiguen enmascarar ese pésimo estado psicológico pero es un flor de un día y no podrá nuncar sinóinimo de bienestar emocional a largo plazo.

COMPRAR ONLINE… ¡CUIDADO!

Internet no ayuda a vigilar este impulso porque puedes pagar en un solo click desde cualquier dispositivo móvil o tablet, te traen el pedido a casa y nadie te «cuestiona» las veces que compras. Con lo cual es muy fácil perder el control de la compra y existe el peligro de que puedes utilizar la tarjeta de cualquier familiar o pareja son ningun tipo de control.

La compra consciente y puntual no acarrea problemas pero hay personas que compran por comprar, llegando a ni siquiera abrir los paquetes o a endeudarse por ser incapaz de controlarse por la falsa satisfacción personal de adquirir bienes. No es lo mismo consumismo que consumo compulsivo (que es una patología). Entonces, la persona será una adicta y deberá acudir a terapia para tratarse este trastorno.

¿QUÉ TE ACONSEJAMOS?

Puedes establecer unas sencillas pautas que te ayuden a afrontar la compulsión a las compras, siempre teniendo en cuenta que, si eres una persona con trastorno debes acudir a consulta. Son ideas, por tanto, para comprar con cabeza y evitar el despilfarro innecesario.

N

HAZ UNA LISTA DE LA COMPRA

Donde tengas apuntado lo que quieres comprar, ya sea por necesidad o capricho (si te lo puedes permitir). Si buscas un bolso no deberías llegar a casa con el bolso, dos pantalones y un abrigo. Es una forma de ponerte un freno.

N

DINERO EFECTIVO, NADA DE TARJETAS

Si pagas con dinero en efectivo, y evitas utilizar la tarjeta de crédito, evitarás la tentación y «serás más consciente» del gasto que acabas de realizar. Si sales con 80 euros en el bolsillo es muy complicado, por no decir imposible, que gastes más de la cuenta.

N

SIEMPRE EN COMPAÑÍA

Si no es suficiente con los consejos anteriores, siempre es recomendable ir a comprar acompañado de una persona de confianza. De esa forma contarás con un «freno» en la figura de esaotra persona. Ella será la encargada de poner el punto y final si las compras superan límites razonables.

¿Buscas un psicólogo en Jerez?

En ISEP Clínic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y emocionales. Contamos con un equipo interdisciplinar formado por lingüistas, psicólogos y neuropsicólogos, que trabajan de forma conjunta para proporcionar una atención de calidad.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies