Las relaciones tóxicas te engullen sin darte cuenta y son un enemigo silencioso. En este tipo de relaciones, al menos un integrante de la relación tiene comportamientos y actitudes totalmente impropias, que pueden llegar a suponer una situación de vulnerabilidad psicológica y emocional para la otra persona.

Pero esta toxicidad tamnbién pueden aparecer entre miembros de la misma familia, amigos o compañeros de trabajo. Lo indudable es que es muy difícil acabar con ellas por la presencia del cariño y el afecto. Normalmente estás anulada como persona y miras más, de forma equivocada, por la otra persona que por ti mismo.

Al tratar de acomodarnos a la otra persona lo que hacemos es desvirtuar la realidad porque nos convencemos a nosotros mismos que si no mostramos malestar sobre ciertos aspectos que nos incomodan, evitaremos una nueva discusión o problema. Es entonces cuando llegamos al autoengaño y asus consecuencias: enfermamos física y emocionalmente. Un grave problema debido a que la represión emocional provoca ansiedad y estrés.

Algunos indicios de toxicidad

  1. Siemre quiere saber tus horarios o te planifica la vida sin pedirte opinión.
  2. No te valora lo suficiente y te da a entender que sin él/ella no serías nadie ni podrías seguir adelante.
  3. El chantaje emocional lo utiliza como arma contra ti: si no haces lo que él/ella quiere, se enfada.
  4. No puedes pasar tiempo con alguien del sexo opuesto porque se molesta y se pone celoso
  5. Critica tu forma de vestir.
  6. En una discusión, tienes que ceder tú siempre, porque en caso contrario puede estar días sin dirigirte la palabra.
  7. Toma decisiones por los dos sin pedir tu opinión.
  8. Te compara con otras parejas sexuales de su pasado.

Importante la autocrítica

Todos, en algún momento de nuestra vida, podemos cometer errores y tener uno o varios fallos como los que hemos descrito. Por tanto, debemos ser cuidadosos a la hora de enjuiciar a nuestra pareja. Solo será una relación tóxica aquella en que, de forma habitual, se produzcan varios de los problemas comentados. De todos modos, en ocasiones la situación puede ser reconducible gracias a la comunicación y las buenas maneras.

 

¿Crees que tu relación es tóxica?

Las personas que están inmersas en relaciones amorosas tóxicas no son capaces de darse cuenta que en verdad están viviendo una situación de abuso. Los sentimientos hacia esa persona manipuladora puede confundir el juicio y la razón y hacer que se perdone una y otra vez. En estos casos los consejos de familiares y amigos suelen caer en saco roto y lo mejor es buscar la ayuda de un especialista.

En ISEP Clínic Jerez ofrecemos un servicio especializado en la detección, diagnóstico, tratamiento y atención de todos aquellos problemas psicológicos, conductuales y emocionales. Contamos con un equipo  que trabaja de forma individualizada y personalizada tu caso. Afrontamos problemas de pareja y problemas psicológicos en adultos y adolescentes.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies